Skip to content

Para niños, Ridley, para niños

4 noviembre, 2013

 

Por una de esas casualidades que pasan en la vida, antes de ayer y ayer me vi comiendo con Ridley Scott, varios miembros del equipo técnico y algunos de los actores que forman parte del elenco de la película que está grabando en la actualidad, “Exodus”. Yo, que soy poco mitómano, lo tomé por lo que he dicho que era, una casualidad. Sin embargo, y con el fin de afianzar lo que le digo mucho a Noa, mi hija, sí quise que ella le diera importancia al hecho. Sin más.

 

Desde que Noa tiene sentido de la razón le he dicho que el ser humano tomó conciencia de sí mismo, y por lo tanto es ser humano completo, gracias al arte en sus más variopintas expresiones. Reconocer y externalizar sentimientos. Por cosas así.

 

Así que le dije que Ridley era un artista. Sin más. Noa pasó un buen rato hablando con él: primero mientras montaban la sorpresa que venía dentro de un huevo de esos de chocolate que se comió ayer de postre, porque comió muy bien; después mientras Noa hacía fotos –mejor que yo– con una Polaroid que compartimos.

 

Hasta aquí todo normal. Más o menos.

 

Por un momento, la conversación que mantenían se desarrolló así:

 

–      “Entonces, ¿tú haces pelis?”

–      “Sí, Noa. Bueno, yo y todas estas personas que están aquí conmigo”.

–      “Pero las pelis que haces, ¿son siempre para mayores?”

–      “Sí, normalmente. Tú no puedes verlas de momento, pero ya crecerás”.

–      “Pues podrías hacer una peli para niños. Así no tengo que esperar tanto”.

–      “Bueno, lo que ocurre es que no hago películas para niños porque no sé hacerlas, Noa”.

–      “Seguro que sí sabes, pero no lo has intentado nunca”.

–      …

–      “Mira, mi padre me lee por las noches cuentos para niños hechos por escritores para mayores. ¿A que sí, papá?”. Yo respondí que sí, claro.

–      …

–      Por ejemplo, mi favorito se llama El Elfo y la Princesa y lo escribió un hombre que se llamaba Pessoa. Lo que pasa es que no lo escribió en español, sino en un idioma que se llama portugués. Mi papá no sabe portugués, pero me lo puede leer en español porque una persona lo ha escrito en español. Seguro que tú puedes leerlo también en inglés. ¡Menos mal que esas personas lo escriben en varios idiomas para que lo podamos entender todos”.

–      “Pues si a ti te gusta a lo mejor a mi también. Voy a apuntar el nombre del cuento”.

–      “Bueno, lo importante es que Pessoa escribía para mayores, pero también para niños. A lo mejor tú puedes hacer una peli para que yo y otros niños la podamos ver y así saber si la haces bien o mal”.

 

Noa volvió a sus fotos, a entretenerse. Ridley hizo un par de comentarios jocosos sobre la conversación y dejó entrever lo que pensaba sobre hacer una peli para niños. ¡Quién sabe!

 

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: