Skip to content

Independencias.

11 septiembre, 2012

Si estuviera en mi mano, si de mi dependiera, Cataluña sería, hoy, un estado más y una Comunidad Autónoma menos. Bueno, si de mi dependiera y si la mayoría de las personas que viven en Cataluña así lo decidieran.

Usaría un procedimiento simple, un referéndum básico en el que la única pregunta sería: “¿Quiere usted que Cataluña se independice de España, perdiendo con ello la financiación y el apoyo internacional que esto le otorga? Sí. No.” Simplemente.

Un referéndum para el que yo no haría campaña en contra de la independencia. Un referéndum cuyo coste económico sería asumido, íntegramente, por los partidos políticos independentistas siendo ellos, como son, los máximos interesados en saber la opinión de su pueblo.

En caso de que el resultado del mismo fuera positivo, esto es, que un 50,01% de los habitantes de Cataluña votara SÍ, no tardaría ni 24 horas en reunirme con el Presidente catalán. Una reunión rápida, simple, directa, en la que en lugar de perder el tiempo con dimes y diretes se acordaran las bases de la independencia de la que, aún a día de hoy, es una Comunidad Autónoma más de España.

A dicha reunión llevaría un cuaderno amarillo en el que habría escrito, con pulcra letra y en dos columnas, las cantidades que a lo largo del tiempo España ha aportado a Cataluña y las que Cataluña ha aportado a España. Procuraría no olvidar nada. Un sumatorio muy simple nos haría ver cuál de las partes tiene deuda con la otra.

En caso de que España fuera la deudora, pagaría, a tocateja, el dinero adeudado a Cataluña. Al firmar el recibo del dinero Cataluña pasaría a ser, literalmente, libre, independiente.

En caso de que fuera Cataluña la que tuviera que pagar dinero a España, exigiría el pago, también a tocateja, de esa cantidad. No aceptaría pago en especie, ni retrasos, ni siquiera financiación a plazos. Si en la actualidad Cataluña se plantea pedir un préstamo a España, no voy a ser tan lila como para condonarles la deuda contraída, y mucho menos para financiársela sin saber si dicha cantidad podrá ser abonada o no. Así, como digo, pediría que la deuda fuera saldada. Tal y como he dicho en el párrafo anterior, una vez cubierta esa deuda Cataluña sería, literalmente, libre, independiente. En caso de que el Gobierno Autonómico de Cataluña no tuviera dinero contante y sonante para pagar la deuda le propondría que hiciera un bote. Que todos los ciudadanos catalanes aportaran de su bolsillo dinero para poder pagar lo que se adeuda. Para poder comprar, así, su libertad. Su tan anhelada independencia.

Así de fácil. Así de sencillo. Sin enfados, sin ejércitos ni invasiones, sin echarnos cosas a la cara, sin parecer un matrimonio mal avenido, sin acritud. Es lo que el pueblo soberano quiere, es lo que el pueblo soberano tiene.

Efectivamente a Cataluña le quedará, desde esa liberación, un gran trabajo por delante si no quiere quedarse estancada. Querrá ingresar en la Unión Europea; querrá parecer simpática ante la cara de Merkel; querrá moneda europea única; querrá que empresas sanguijuelas –como las que mantienen fábricas en según qué región del planeta en función a las subvenciones estatales que reciben – se mantengan en su región y creen empleo; querrán tener el favor de todos los países que le rodean para poder formar parte del Tratado de Schengen, del de la Haya y de cualquier otro acuerdo internacional que les interese; querrá imprimir, con urgencia, unos pasaportes molones en cuya portada se pueda leer Paysos Catalans. Todo este trabajo y esfuerzo, desde ese momento, será cosa suya y deberá ser realizado por Cataluña independientemente. Sin zancadillas y sin apoyo por parte de España. Pero eso, supongo, también lo tendrán en cuenta los votantes a la hora de decir Sí. O no.

Anuncios
9 comentarios leave one →
  1. 11 septiembre, 2012 19:30

    No creo que en realidad piensen en todas esas consecuencias políticas, económicas y sociales… Pero esa es la trampa de los nacionalistas ¿no?
    Pensamiento lineal, escasa capacidad crítica, consignas resultonas….

    • 11 septiembre, 2012 19:33

      En eso yo, como no catalán, no puedo entrar. Si se pidiera la independencia de Andalucía yo intentaría votar en consecuencia e informarme de todas las consecuencias. Intentaría no caer en su trampa.

      Muchas gracias por leerme y por el comentario.

      Moitos bicos 😉

      Javier

  2. 11 septiembre, 2012 20:04

    Javi, en esta ocasión no comparto tu punto de vista. Ya sabes que yo tengo un pie en cada orilla de este río.
    Tu planteamiento es tendencioso. Das por hecho que la gente que votará SI es tonta y desinformada. Lo entiendo así porque la pregunta del referendum que planteas sólo habla de lo que se pierde y no de lo que se gana.

    En esa supuesta reunión para pasar factura puede que nos llevemos todos muchas sorpresas.
    Los impuestos los pagan las personas, no las comunidades, pero las inversiones si se hacen por comunidades y no por ciudadanos. Por eso un asturiano recibe más dinero del estado que un catalán, cuando la media que aporta un catalán en forma de impuestos es mucho más elevado que lo que aporta un asturiano.

    Entiendo que tu argumento de “cuanto debe Cataluña a España” se basa en las balanzas comerciales, pero eso tiene truco, y una explicación gráfica:
    Un ladrón entra en un super y roba 100€ de la caja, sale por la puerta, vuelve a entrar y se gasta los 100€ en ese mismo super.
    El dueño del super llama a la policía y le explica lo sucedido, y el sargento Pichardo le dice que no puede quejarse, que ha ganado 100€ con la venta que le hizo al ladrón.

    Creo que ya pillas lo que quiero decir con este símil.

    Yo, como ciudadano catalán (eso me dijo el notario el otro día, que tras 8 años aquí ya soy catalán de pleno derecho) no quiero la independencia porque no le veo muchos beneficios. Si me gustaría un pacto fiscal diferente al actual. La sensación de que aquí todo se tiene que hacer con inversión privada y en otras regiones es el estado quien paga carreteras y hospitales, jode mucho.

    En mi blog ya sabes que he escrito mucho sobre este tema.

    Un saludo

    • 11 septiembre, 2012 20:33

      Lo bonito de ser libres es opinar diferente. No doy por hecho que se va a votar desinformado. Doy por hecho que las personas van a votar sabiendo las consecuencias, buenas y malas.

      Tampoco doy por hecho que sea Cataluña la que deba pagar a España. Por eso planteo la posibilidad de que sea esta la que deba de pagar.

      Sea como fuese, quiero centrarme en una de mis últimas frases: sin zancadillas.

      Un abrazo fuerte.

      Javier

  3. 11 septiembre, 2012 22:42

    ¡Dios!¡Como sangrais!.En vez de verlo con la naturalidad con la que ven la posivilidad d ela independencia escocesa los ingleses,estais rabiosos.Ahora decis que aceptariais una independencia de Cataluña cuando llevais decadas amenazando con que ni se les ocurra.Y a los vascos menos.
    Eso si,desde el resentimiento,deseandoles lo peor y proponiendo hacerles la vida imposible.¡Ques tristeza!
    Lo siento mucho,pero el odio es visible y se palpa simplemente porque no quieran ser en un determinado momento españoles.
    Me pregunto porque no dar argumentos positivos en favor de una Cataluña dentro de España en vez del discurso del miedo con eso de que se van a hundir,les va a ir todo mal y que lleva al famoso “la mate porque era mia” que dicen los maltratadores.De todas maneras ese discurso tiene poco recorrido porque solo hay que ver que los más histericos,los más vociferantes son precisamente los que quieren mantener la unidad del estado español a toda costa.Por algo sera.
    Solo digo que en cierta ocasión,hace año y medio escuche a un cargo politico del PSOE algo que ya habia oido otras veces por lo bajo.Venia a decir que España podia permitirse la independencia vasca pero que esto llevaria a la independencia de Cataluña y eso no se podia tolerar.¡No se podia tolerar!.Tocate los…Blanco y en botella sobre porque temen a la independencia y de ahi que solo les queda el discurso del miedo.Vamos,puro terrorismo propagandistico.
    Yo por mi parte apoyo el derecho de autodeterminación del pueblo catalan o del vasco.De ellos y solo de ellos que es a quienes les compete.Y en lo personal,si fuera catalan tendria que estar L O C O para no votar en favor de la independencia.Despues de decadas se ha visto que no entienden su identidad,estan en campaña permanente contra la cultura catalana para darle el tiro de gracia y aun por encima son arrastrados al hundimiento español.El nacionalismo español,aunque se travista de “progresista” es como es y tiene los origenes que tiene y tarde o temprano sale su verdadera cara.Es incompatible con la modernidad,con el progreso,con el desarrollo,es nacional-catolico,clasista,intolerante,imperialista y lo peor de todo,es ridiculo y produciria risa si no hubiera hecho daño a tanta gente.El mejor favor que los catalanes y vascos pueden hacernos a los españoles es que le zurren bien y manden al nacionalismo español y a su España al basurero de la historia.Solo asi podremos reconstruir un nuevo pais en base a otros valores porque España se ha demostrado un fracaso histórico absoluto y sin paliativos,gentileza de los vividores que la han construido a palos durante unos cuantos siglos.

    • 12 septiembre, 2012 4:00

      ¿De verdad has leído bien lo que he escrito? ¿Te parece un texto escrito desde el odio y el resentimiento? ¿De verdad?

      “Sin acritud”, “sin zancadillas”. Estas son palabras sacadas del texto de forma literal.

      Hablé hoy de Cataluña por ser noticia. Sin dudarlo seguiría el mismo procedimiento con otras autonomías españolas.

      También considero que no es España la responsable de hablar de los pros o los contras que traería para Cataluña su declaración de independencia. España tendrá que hablar de lo que supone para ella. Lo que supondría para los catalanes, para bien o para mal, debería ser dicho por los que quieren esa independencia. Por eso hablo de “no hacer campaña en contra de la independencia”, para que lo que elija el pueblo catalán sea totalmente en libertad.

      Muchas gracias por leer y por el comentario.

      Un saludo.

      Javier

  4. 11 septiembre, 2012 23:05

    Cavalleto.¿No ves beneficios con la independencia?.Estas loco.Te lo digo en broma.
    Me alegra ver que no siendo catalan de nacimiento acojas la identidad catalan como tuya.Eso es algo que me impacto cuando estuve en Cataluña.Lo bien que se hizo integrando a los inmigrantes españoles para evitar aquellos antiguos guetos de gente que llevaba varias generaciones en Cataluña y ni hablaba catalan ni nada.¡Que ejemplo!.Esto de los nous catalans es un puñetazo en toda la jeta de la cara de los centralistas y españolistas.Por eso estan rabiosos e insultan y cargan contra los inmigrantes españoles en Cataluña llamandoles charnegos y tontos porque esperaban de ellos que fueran “colonos” contra la identidad catalana y van muchos y se hacen catalanes.
    Y aparte demuestra las vueltas que da Cataluña al resto de España.A mi me parecio una sociedad mucho más abierta y tolerante.Y lo ironico es que la gente más racista que me encontre eran inmigrantes españoles que no querian ser catalanes y que eran foribundos nacionalistas españoles.Que si los inmigrantes esto,que si los moros aquello,que los sudacas tal…¿Pero seran gilis?.A uno que era un señor de origen gallego como yo le llegue a decir “pero mirate en el espejo,¿acaso no ves que tu eres un inmigrante?.Los acusas de no adaptarse y de todo pero tu que llevas 40 años aqui no has aprendido ni el catalan (y aun por encima lo despreciaba).Vives como un inadaptado en tu propio gueto por propia voluntad,vamos como esos salafistas a los que criticas.Que si Cataluña es España y en España se habla español,que el no pierde el tiempo estudiando catalan,cuando yo lo aprendi en seis meses,que no vale para nada no como el ingles y cuando le hable en ingles para chincharlo un poco el me dijo que no sabia hablarlo.Vamos,flipante lo de esta gente.Por eso me molesta cuando se confunde interesadamente a todos los nacionalismos.Ni tienen las mismas ideologias ni buscan los mismos objetivos ni tienen la misma bases morales.No se puede confundir un nacionalismo que es ideologicamente transversal (izquierda,derecha,liberales,conservadores,socialdemocratas,comunistas…) como el catalan y que busca la soberania para un pueblo sometido a un estado como el español con un nacionalismo como el español,transversal,aunque en menor medida,si,pero sobre todo imperialista y opresor para los pueblos que aun le quedan bajo su mandato.

    • 12 septiembre, 2012 4:02

      La integración de Cavalleto a Cataluña le ha costado, como él dice, 8 años y un acta notarial. Sinceramente, y sin querer entrar más en profundidad, no creo que sea un ejemplo de armonía. Y lo dio sin acritud.

      Saludos. De nuevo.

      Javier.

  5. Campari permalink
    18 septiembre, 2012 11:50

    Por suerte o por desgracia, yo creo que más por suerte, las cosas no son así de sencillas y nos debemos al procedimiento, que incluidos los catalanes, nos hemos dado. Con tu criterio economicista habría regiones que jamás podrían independizarse aunque su voluntad de autodeterminación obtuviera un 99,99 % de las urnas. Además, la pregunta que propones no sería asunto pacífico como tampoco el momento histórico al que habría que retrotraerse para realizar esas operaciones aritméticas que apuntas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: