Skip to content

Operación “Noria”

24 febrero, 2012

A pesar de lo que opino de la reforma laboral, a pesar de considerarla radicalmente negativa para los trabajadores en general, he de afirmar que trae consigo un punto, un apartado, positivo.

Gracias a la citada ley, gracias a su cumplimiento o no, seremos capaces de distinguir a las empresas que tratan la responsabilidad social corporativa de una forma partidista, buscando lavar su imagen y su propio beneficio, y las que la usan para mejorar, o al menos mantener, la calidad laboral de sus empleados. Nos va a ayudar a quitar máscaras en las empresas que operan en España conociendo, así, a las que miran solo por el interés del dinero, del empresario o de los accionistas sin tener en cuenta que el barco empresarial se mantiene a flote gracias al trabajo diario de los empleados base.

Veremos, pues, a grandes empresas que con tal de afinar su cuenta de resultados final se dedicarán a despedir, por una cantidad de dinero despreciable, a trabajadores fieles que han estado con ellos toda la vida. Encontraremos, también, a empresas que a pesar de la ley, a pesar de disponer de la posibilidad de despedir a los trabajadores por poco dinero, se aprieten las tuercas, revisen sus políticas de gastos y las ajusten al máximo con tal de que el personal base, el que saca el trabajo a diario, no se resienta y no note, nunca, la actual legislación. Estarán, pues, las empresas aprovechadas que usan la ley para despedir y las empresas inteligentes que seguirán apostando por el desarrollo de su personal hasta que, realmente, no tengan más remedio que hacer ajustes en plantilla.

Por motivos así estoy orgulloso de mi empresa, de mi equipo de trabajo, de mis jefes. En momentos en los que toca apretar los dientes, se aprietan. Sin buscar excusas. Así, por este motivo, se han acabado ya los viajes en primera para directivos si el trayecto es de menos de cinco horas, se han anulado los permisos para dormir en hoteles de cinco estrellas y se han rebajado, de forma muy considerable, los salarios de los que mandan. Un recorte de gasto espectacular cuyo único objetivo es saltarnos la ley, la reforma laboral, y no despedir a nadie a pesar de que ahora sea barato. Así, los que antes cobraban 50, cobrarán ahora 5; los que cobraban 25, cobrarán 2,5; los que cobrábamos casi 10, cobraremos 1; los que cobraban 1, seguirán cobrando 1. Un ajuste salarial temporal, con una duración inicial de 6 meses revisable en función de la situación en la que estemos tras el verano. Un recorte de los salarios de los que más tienen que ayudará a que, al menos durante este periodo de tiempo, el número de despidos que se produzcan sean igual a los que se han realizado desde el año 2008: cero. Orgulloso de mi empresa.

Habrá empresas grandes, poderosas, y todos lo veremos y lo sabremos, que sigan dedicando un porcentaje de sus beneficios en plantar arbolitos, dar de comer a perros encerrados en perreras y en restaurar iglesias. Beneficios, claro, obtenidos en base a recortar gasto despidiendo barato, ahora que se puede. No estaría mal que se hiciera público, que estudiáramos las estadísticas de despidos en los siguientes meses y que, en medida de lo posible, se haga una operación “Noria” (la del boicot a los productos que se anunciaban en el programa de Telecinco) con ellos hasta el punto que lleguen a replantearse sus políticas. Nosotros, y solo nosotros, los consumidores, tenemos ese poder en las manos.

Por desgracia no todo el monte es orégano y no se podrá pedir a los pequeños empresarios, al 99 % de los empresarios españoles, que actúen de esta forma. Muchos de ellos, como por ejemplo mi padre, trabajan sin sueldo y con la incertidumbre de saber si llegará a final de mes con algo de dinero en el bolsillo para pagar impuestos y facturas.

 

Anuncios
6 comentarios leave one →
  1. 24 febrero, 2012 9:14

    No todas pueden ajustar en sueldos de directivos. Sobre todo cuando no los hay.
    No comparto esa visión de las “empresas que con tal de afinar su cuenta de resultados final se dedicarán a despedir, por una cantidad de dinero despreciable, a trabajadores fieles que han estado con ellos toda la vida”

    Demasiada criminalización del empresario. Si tan bien les va, que todo dios monte una empresa.

    • 24 febrero, 2012 9:16

      Efectivamente, tienes razón en tu comentario, Nuria.

      No especifiqué que se trataba de grandes empresas. Lo añado ahora mismo.

      Un beso.

      Javier

  2. 24 febrero, 2012 10:04

    La presión de no tener trabajo es mucho más poderosa que la imagen que pueda tener una u otra empresa. No conozco muchas empresas con la fama “empleadora” de McDonalds y sin embargo publicaron el otro día 40 puestos de trabajo y tenían más de 2000 solicitudes.

    No dudo de que, cuando la situación se normalice y España vuelva a ser estable, laboralmente hablando, se pueda priorizar entre trabajo precario y trabajo de calidad, pero tardará en ser así. Mientras tanto, la ley campará a sus anchas y no dudes de que prácticamente todas las empresas se acogerán. Por lo que sé es para empresas de menos de 50 trabajadores y eso supone el 97% del trabajo en España.

    Pienso, dentro de mi desconocimiento, que estas cosas no benefician a largo plazo y sí a corto. Supondrá un atraso.

    Por otra parte, me alegro mucho de que puedas estar desempeñando tu trabajo en una empresa así, yo trabajé en una grande que miraba más por las cifras que por la calidad pese a su cartel de “empresa familiar”, y sé lo que es estar presionado a más no poder.

    Un fuerte abrazo Javier, y muy buen post.

    • 27 febrero, 2012 7:46

      Efectivamente, Samuel, hasta que la situación económica actual no pase, los trabajadores tendremos pocas opciones de elegir entre calidad de trabajo. Simplemente aplicando criterios tan fáciles de entender como la ley de la oferte y la demanda: hay en la actualidad pocas ofertas de trabajo para tantas personas que quieren trabajar y las empresas, las grandes y las pequeñas, lo saben, de forma que pueden descartar a candidatos por el mero hecho de que quieran cobrar un poco más que cualquier otro. Por desgracia, es así.

      La suerte de mi empresa no es la empresa en sí, sino el grupo de trabajadores, desde abajo hasta arriba, con los que cuenta. Hacer un equipo de trabajo competente ha sido difícil y duro, pero en momentos y decisiones como esta se nota. Gente implicada con sus compañeros. Así, sí.

      Un abrazo, Samuel.

      Javier

  3. 24 febrero, 2012 10:47

    Y pensar que a finales de 2007, cuando la vimos venir, yo le hablaba a alguien de tomar este tipo de medidas (por el bien de todos) y se reían de mi. Es obvio que la legislación era bien distinta. Pero tanto o más lo es el hecho de que el sentido común de alguien insignificante -considerando la que se venía encima- imperó cinco años antes del momento actual, cientos de miles de puestos de trabajo después…

    Felicidades por tu reflexión, Javier. Un abrazo.

    • 27 febrero, 2012 7:50

      Buenos días, Mario

      Tienes razón en parte. Es cierto que había, y aún hay, empresas en las que un grupo de personas minoritario cobran una cantidad ingente de dinero. También es cierto que esas personas tienen una responsabilidad para con la empresa infinitamente superior a la que tiene un operario base. Aún así, regular estos salarios fuera de convenio colectivo y en empresas privada no es tarea de ningún Gobierno. Es mucho más sensato hablar del sentido común y hacer que las propias empresas marquen sus objetivos y políticas. Es cosa nuestra, de los consumidores con nuestros hábitos de consumo darles alas, o no, para seguir con esas políticas.

      Un abrazo, Mario

      Javier

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: