Skip to content

Honor

27 enero, 2012

El Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana, a través de un proceso decidido con un jurado popular, ha declarado a Francisco Camps (expresidente de la Comunidad Autónoma de Valencia, amiguito del alma y persona que quiere un huevo a Álvaro Pérez, “el Bigotes”) y a Ricardo Costa (su segundo en el PP valenciano) no culpables del delito de cohecho impropio. Esto es, que no han aceptado regalos a cambio de asignar a dedo ciertos trabajos pagados con dinero público, con dinero de todos los contribuyentes valencianos.

Como en mi casa a la justicia se le respeta, no se comparten siempre sus decisiones, pero se le respeta, no tengo nada que opinar sobre la sentencia. Han sido juzgados y declarados no culpables. Punto y final.

De lo que sí quisiera dar mi opinión es de la ráfaga de comentarios aludiendo al honor de Camps y al resarcimiento del daño causado.

Camps no ha negado que su voz apareciera en unas conversaciones telefónicas con el jefe de la trama mafiosa dándole las gracias por los regalos recibidos, tanto para él como para toda su familia, de parte del citado mafioso. Así, también hemos podido escuchar a su señora esposa diciendo que los regalos habían sido una maravilla.

Una persona, y más un político, no tiene solo que ser inocente, sino además aparentarlo. Así, ha de tener la suficiente vista como para mantener las formas correctas en todo momento a fin de no mermar su tan aclamado honor.

Así, por ejemplo, tirar o no papeles al suelo, en la calle,  no está regido por ningún artículo del código penal, por lo que podría ser normal que se tiraran, sin más. Sin embargo, el sentido común, las formas, el honor, hacen que busquemos, al menos yo, alguna papelera cercana para tirar el susodicho papel en su lugar pertinente. Lo mismo pasa cuando se lleva prisa por cruzar un semáforo que está en rojo y hay niños delante. Ese honor, ese derecho a la educación que tienen esos niños, deberían impedirnos cruzar. Ese mantener las formas correctas para predicar con el ejemplo. Ni que decir tiene el aceptar unos u otros regalos cuando se es representante público. De agradecer con palabras vulgares y carantoñas telefónicas varias, hablamos otro día, así como de pagar en efectivo todas las compras que se realicen, rehuyendo así la fiscalización de sus cuentas por parte de los ciudadanos que le pagan.

Así, llego a la conclusión de que el único que ha mancillado su honor ha sido el propio señor Camps con su comportamiento poco claro, con sus actitudes, con sus conversaciones telefónicas y con, incluso, su agradecimiento a dios por su declaración final de no culpable. Y corresponde a él, y solo a él, limpiarlo y reponerlo. No a mi.

 

 

Anuncios
3 comentarios leave one →
  1. David permalink
    27 enero, 2012 8:15

    Bueno… discrepo en una cosa, lo de la justicia respetarla si, pero en este caso…, es más que evidente que lo de camps es cohecho, pero claro si somos un país de pandereta, usamos el jurado popular, dónde está demostrado que más del 50 % de los valencianos acepta “entre comillas” la corrupción, cómo se puede poner un jurado popular dónde todos o su gran mayoría son valencianos, dónde todos y la gran mayoría son votantes del PP y dónde todos y la gran mayoría son militantes del PP, ¿Justicia?

    • 27 enero, 2012 9:32

      Sí, David. Tienes razón y pienso que el proceso no se ha efectuado de una forma “limpia”, por así llamarlo, pero sí se ajusta a la ley.

      Justo eso quiero reflejar en la entrada, que algo, a pesar de ser compatible con la ley, puede ser feo y resultar sucio. Las formas afean. Mucho.

      Se te echa mucho de menos. Que lo sepas!!

      Un beso

      Javier

  2. Carmen CGT2009 permalink
    27 enero, 2012 15:10

    Imperdonable el gesto de dar las gracias a Dios como si eso fuera garantía de su inocencia… Dios no premia a los buenos librandoles de sentencias condenatorias y castiga a los malos mandandoles un cáncer de próstata… No es así como funciona. Asco de gente que se define como católicos y no tienen ni idea de en qué creen… Y no sigo, por que del cohecho, la culpabilidad y la utilización de jurados populares para juzgar a politicos en Comunidades Autonomas que tienen mayorias absoltas, mejor ni hablo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: