Skip to content

Medidas

13 diciembre, 2011

Mi padre es autónomo desde antes de que yo tuviera uso de razón. De hecho, creo que es autónomo desde antes de que él mismo  lo tuviera.

Como autónomo, como padre de familia y como administrador, junto con mi madre, de la economía de casa,  tuvo que aprender a gestionar la crisis que España sufrió a partir de los años 1992 y 1993.

Básicamente su modelo de gestión consistía en tratar de incrementar los ingresos y, a la vez, disminuir los gastos. Una ley económica, creo, muy básica. De esta forma, recuerdo cómo mi padre trabajaba más horas que el reloj en aquella época. Siempre ha sido muy trabajador, pero en aquella época recuerdo que no era capaz de rechazar ninguno de los trabajos que le llegaban, sobre todo movido por el temor de un futuro incierto en que quizá podría escasear el trabajo y por lo que he comentado antes de la economía familiar.

En el apartado de reducción de gasto teníamos que ayudar todos. Así, a la fórmula de reusar ropa y libros de texto se unió la idea genial que tuve. Me hice seminarista sin creer siquiera en dios para que mi padre, de esta manera, se ahorrara las pelas que costaba en aquella época el instituto en el que estudiaba. Cosas del directo. Y del ahorrar.

No quiero decir con estas palabras que mi padre sea mejor que ninguna otra persona en el mundo (que sí), tampoco que es más inteligente (que para mi sí, claro). Simplemente quiero escenificar con un ejemplo real lo que una familia suele hacer cuando se les aprieta con el dinero. Cuando los ingresos merman.

Así, considero que la gestión de un país debería parecerse al máximo a la gestión de una casa, a la administración del dinero que entra y sale de un hogar particular en un determinado momento.

Es lógico pensar, entonces, que el recién elegido Presidente del Gobierno tenga que aplicar una política de recorte del gasto y de aumento del ingreso que, bajo mi punto de vista, debería ser realizada por cualquier persona que gobernara ahora España, sin diferenciar entre colores o partidos.

La creación de empleo debería ser, como creo que es, una prioridad absoluta. Por lo que de incremento de recaudación supone y por la contención del gasto en ayudas al desempleo. El problema viene ahora en cómo generarlo. En qué fórmulas usar para que el empleo que se genere sea de calidad y ayude al objetivo de recaudar más en concepto de impuestos directos a las empresas por contratación y a los trabajadores. Y encima que no le cueste dinero al Estado, claro.

A ver quién le pone el cascabel al gato y les dice a las empresas que el periodo de contratación gratuita, sin coste alguno para ellas, debería de acabar. A ver quién es el guapo que dice que el Gobierno ya no da pasta a las empresas por contratar, mantener y despedir trabajadores. A ver quién es el guapo que dice que el Gobierno ya no subvenciona contratos y que tiene que dejar de pagar por ello. A ver quien les dice eso a las grandes empresas sin que estas se levanten, cojan sus máquinas y se las lleven a cualquier otro país en el que la mano de obra sea más barata y las presiones de los gobiernos inexistentes.

Hasta que alguien se plante y les haga ver esta cruda realidad, siempre les tocará pagar a los mismos. A los empleados. A los de abajo. A los que trabajan por un sueldo mínimo, a los que están hartos de no llegar a fin de mes y de tener que pagar impuestos indirectos a diario.

El modelo de subvención de la contratación ya no es válido. Pero a ver quien se lo dice. Al Gobierno, a los trabajadores y a las empresas chupópteras que maquillan su cuenta de resultados gracias al dinero de todos.

Al Gobierno para que cambie de sistema, porque este es inviable. A los trabajadores para que comprendan que no se pueden realizar más esfuerzos públicos en este sentido. A las empresas para que sean conscientes de que han de realizar un esfuerzo. O eso o que salgan corriendo.

Siento decirlo, pero aún hay margen. Para empeorar y para seguir cayendo.

Y cuando pueda, más. Que pase el siguiente.

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: