Skip to content

Gilad

18 octubre, 2011

Viajé por primera vez a Israel en junio del año 2006. Concretamente fue el día 22 de junio, tres días antes de que Gilad Shalit fuera secuestrado. Desde entonces, y hasta hoy, he viajado a Israel un total de 39 veces. Algunas veces he ido a pasar fines de semana. Otras, varios meses.

Gilad era un chico de 19 años. Un chaval con la vida por delante que en aquel año se encontraba haciendo el servicio militar obligatorio en su país, en Israel.

Como parte de su entrenamiento militar, se encontraba destacado en la base militar de Keren Shalom, situada justo al sur de la franja de Gaza. Concretamente, pasaba el tiempo en uno de los pasos fronterizos existentes entre Israel y Gaza.

El día 25 de junio fue secuestrado por militantes de Hamas. Hamas es una organización política y militar palestina que se declara como yihadista, nacionalista e islámica y ha sido declarada organización terrorista por la Unión Europea, los Estados Unidos, Israel, Japón, Canadá y Australia.

El secuestro de Gilad ha sido considerado así, SECUESTRO, por todos los organismos internacionales, ya que Gilad, en el momento de su captura, no estaba realizando ninguna actividad en contra de la declaración de la Convención de Ginebra.

El partido político “Cambio y Reforma”, ligado a Hamás, se presentó a las elecciones generales palestinas en ese mismo año 2006, obteniendo la mayoría absoluta, lo que le otorgó la potestad de formar el gobierno que lideró Ismail Haniye, que generó una serie de sanciones por parte de algunos países occidentales y árabes que consideraban terrorista a Hamas. (* Ver al final de la entrada)

Tras una serie de enfrentamientos y tensión creciente con su rival Al Fatah, en 2007 las organizaciones armadas leales a la Autoridad Nacional Palestina (ANP) de Hamas en la Franja de Gaza terminaron por expulsar del territorio a los partidarios de Al Fatah y se hicieron con el control total de la Franja. Desde entonces hasta la actualidad, Hamas gobierna la Autoridad Nacional Palestina de la Franja de Gaza, mientras su rival político Al Fatah mantiene el control de la ANP en Cisjordania.

Distintas organizaciones de Derechos Humanos, como Human Rights Watch o Amnistía Internacional, han acusado a Hamas de cometer crímenes de guerra y crímenes contra la humanidad hacia las poblaciones tanto israelíes como palestinas, así como también torturas, asesinatos y secuestros contra la población palestina (** Ver al final de la entrada).

Fruto de esos crímenes de guerra, torturas, asesinatos y secuestros Israel blindó los pasos fronterizos con Gaza, tanto a personas como a cualquier tipo de mercancía. Los controles a personas son realmente férreos y duros. Quedaba taxativamente claro que Israel no quería que otro caso “Gilad” volviera a pasar. Los controles a mercancías se endurecieron, paralizando cualquier camión que entrara a Gaza, solo dejándole pasar cuando todo el contenido ha sido revisado en varias ocasiones por su ejército.

Gilad Shalit ha estado retenido, secuestrado, hasta hoy mismo, hasta el día 18 de octubre de 2011. En estos más de cinco años, El Comité Internacional de la Cruz Roja ha tratado de convencer a Hamas que dejara que Gilad recibiera ayuda médica y la visita de algún observador internacional. Ninguna de las propuestas lanzadas por la ONG ha sido aceptada por Hamas. El propio director general de la Cruz Roja,Yves Daccord afirmó que: “La familia de Shalit tiene el derecho, bajo las leyes internacionales, de estar en contacto con su hijo”. Tal y como podemos imaginar, esas leyes internacionales han sido pasadas por el forro por Hamas y, por consiguiente, por los políticos que gestionan el devenir de Gaza.

La liberación de Shalit no se ha llevado a cabo de una forma cruenta, al menos no en el sentido bélico de la palabra. Gilad ha quedado libre en base a un acuerdo firmado con el Gobierno de Israel, mediante el cual se liberaban a 1000 terroristas palestinos, todos ellos con delitos de sangre.

Es cierto que Gilad podría haber sido liberado con anterioridad. El Estado de Israel lanzó una “oferta” por Gilad hace cuatro años: liberaban a 3.000 presos palestinos, siempre que no estuvieran encarcelados por delitos de sangre y siempre que, una vez liberados, fueran a vivir lejos de Gaza. Esta “oferta” fue rechazada de pleno por Hamas y por “Cambio y Reforma”.

Hoy, de nuevo, el Estado de Israel ha cedido ante las pretensiones de unos terroristas, acusados internacionalmente de crímenes contra su propia población. Y seguro que muchos de los que leéis mis palabras, seguiréis afirmando que Israel no hace concesiones.

En los cinco años en los que Gilad ha estado secuestrado, me ha dado tiempo de hacer muchas cosas. Muchas. Por ejemplo me ha dado tiempo de tener una hija, de separarme, de volver a tener pareja, de estudiar un MBA e incluso de hablar con Aviva, la madre de Gilad, en tres ocasiones. Me he labrado mi futuro en cinco años, y si bien no lo he hecho de una forma definitiva, no puedo obviar que lo que he realizado durante ese tiempo ha sentado las bases de lo que soy y/o de lo que seré. ¿Qué habéis hecho vosotros en los últimos cinco años? Vamos un poco más allá: ¿Qué hicisteis vosotros en la época en la que teníais entre 19 y 24 años? Pues de todo eso, Gilad no ha podido hacer nada. Nada.

Mejor no os pregunto si sois padres y, mucho menos, cómo os sentiríais si secuestraran a vuestros hijos durante 5 años.

 

(*) ¿Se podría considerar ese proceso electoral válido?.

Posiblemente no, a pesar de haber intervenido observadores internacionales en él.

A pesar de ello, queda claro que Israel, al igual que el resto de países, tiene que reconocer la soberanía ciudadana y no cuestionarse la validez del proceso. En tal caso, se acusaría a Israel de entrometerse en un proceso electoral en un territorio al que, en 2005, dio plena autonomía. Por lo tanto, Israel, al igual que el resto de la comunidad internacional, debe reconocer a “Cambio y Reforma” como el partido político en el poder, y por tanto, único interlocutor válido.

 

(**)Denuncias por abusos a los derechos humanos

2002

La organización Human Rights Watch denunció a Hamas (junto a otros grupos) como una organización que realiza “graves violaciones a las leyes humanitarias”.

2007

La organización Amnistía Internacional denunció a Hamas como responsable de numerosos abusos contra la población civil palestina (tortura, asesinatos, detenciones irregulares, etc) acusándolo, junto a Al Fatah, de ser responsable de la muerte de no menos de 350 personas, así como también de cometer crímenes contra la humanidad por sus atentados suicidas. Estas denuncias de Amnistía Internacional también se repitieron en 2008. (***)

2008

Se generó una fuerte controversia por la intención de Hamás de promulgar una ley penal según la sharia, con penas de crucifixión, amputación de manos, o flagelación. De todos modos, Hamas inmediatamente lo negó.

2009

Amnistía Internacional denunció a Hamas por una “campaña letal de secuestros, homicidios deliberados e ilegítimos, torturas y amenazas de muerte en la Franja de Gaza contra personas que acusaban de ‘colaborar’ con Israel (…)”. (*** Ver al final de la entrada)

 

(***) Dato “curioso”

Hay que citar que Hamas, en 19 años, había asesinado a 350. ETA ha asesinado a 947 personas en 50 años. En sus 19 primeros años de vida, quitó la vida a 307.

 

 

 

 

Anuncios
3 comentarios leave one →
  1. 18 octubre, 2011 16:09

    Casi siempre me gusta lo que escribes y siempre me gusta cómo lo escribes. Este blog, y su anterior, ya te lo he dicho, se convirtió en su día en parte de mi lectura diaria.
    La entrada de hoy me gusta solo a medias. Me gusta cómo la escribes, e incluso lo que escribes. Pero no me gusta lo que callas, porque esos silencios la convierten en una entrada tramposa.
    Lo peor es que escribes muy bien y puedes llevarte al huerto a quien quieras, y es eso lo que me preocupa. Que alguien entre, te lea, y de pronto de olvide de aquella vez en la que un soldado israelí asesinó (yo creo que podemos usar ese verbo) a tres adolescentes; aquella Navidad sangrienta; aquel francotirador que no tuvo piedad del niño que se sentaba junto al padre; los campos de refugiados bombardeados… Y podemos seguir.
    Insisto, también estoy de acuerdo con lo que tú escribes. Entiendo que esta visión tuya está condicionada a lazos familiares. Esto es, que lo ves todo desde dentro. Y desde dentro es muy difícil ver las cosas con perspectiva. Algo de esto ya dijo Maquiavelo. Pero ahora no viene al caso. Lo que sí te puedo decir es que, desde fuera, las cosas se ven de una manera distinta. Desde fuera, Israel no está haciendo bien las cosas. Desde fuera, los palestinos no son tan malos, tampoco tan buenos. Pareciera que solo reaccionaran, con rabia, sangre y desproporción si quieres, a un ataque constante, a una humillación permanente. Desde fuera vemos una guerra en la que los dos bandos han perdido la cabeza. Los dos. Pero lamentablemente uno de ellos, el bando palestino, ha sido permanentemente humillado por el otro bando, el israelí.
    Por lo demás, un placer leerte, como siempre.

    • 18 octubre, 2011 17:54

      Hola Olvido!

      Podrías pensar que mi punto de vista está influido, de manera supina, por los lazos familiares y/o afectivos que mantengo en Israel. En mi defensa he de decir que me considero objetivo y que cuando creo que Israel se equivoca, lo sigo abiertamente. Aquí y allí. Supongo que por ello tengo la fama de guerrillero que tengo entre mis amigos israelíes. Y encima sin haber hecho la mili.

      El caso es que en esta entrada solo he hablado de Gilad. Por la alegría que me ha dado verlo libre de nuevo, por lo que supone de esperanza al proceso de paz y por lo tranquilizador que es el hecho de que esta vez se hayan intercambiado presos por una persona y no por ataúdes como ya pasó en varias ocasiones. Liberación de presos palestinos a cambio de entregar los cuerpos de varios israelíes muertos.

      Creo, digo, que lo he hecho aportando datos sobre este caso, el de Gilad Shalit, sin entrar en la situación política en Oriente Medio. Simplemente he explicado:

      1.- Quién es Gilad Shalit, cómo y dónde fue secuestrado y en qué condiciones ha vivido durante algo más de cinco años.
      2.- Quienes lo secuestraron: qué son bajo los ojos de la comunidad internacional.
      3.- Bajo qué condicionantes se ha dado su liberación.

      Sin tratar de ser tendencioso.

      No obstante, y como hoy el cuerpo me pide marcha, déjame hablar una mijita sobre el Proceso de Paz.

      En general, los medios de comunicación, algunos de ellos españoles, quieren dar la idea de que la presencia de Israel en Cisjordania, lo que denominan “la ocupación”, es la causa de la hostilidad palestina hacia Israel y la razón por la que aún no hay paz, pero esto, tal y como está planteado, no es cierto.

      Si la presencia de Israel en Cisjordania es la causa del conflicto, deberíamos de pensar que no había conflicto alguno antes de 1967, cuando Israel no se encontraba en Cisjordania. Sin embargo, la OLP, Organización para la Liberación de Palestina fue creada en 1964, cuando la totalidad de Gaza y Cisjordania se encontraba solo y exclusivamente en manos árabes.

      ¿Porqué crear la OLP en 1964 cuando Israel no tenía presencia en Cisjordania ni en Gaza?. ¿Qué “Palestina” estaban liberando?. ¿De quién?. Si miramos el escudo de la OLP, y si leemos su carta fundacional, obtendremos la respuesta: la OLP fue creada para eliminar por la fuerza TODO el Estado de Israel del mapa de Oriente Medio.

      Este objetivo no era nuevo. En este sentido, la OLP continuaba con la tradición árabe de decir NO:

      No a la autodeterminación nacional del pueblo judío.
      No al reconocimiento de la patria ancestral judía.

      Quisiera aportar una serie de datos históricos comprobables por todos, claro.

      En 1937, la Comisión Peel recomendó una división del territorio, un estado judío y un estado árabe. La porción árabe incluiría el 96% del territorio que la Liga de las Naciones había asignado originalmente para la patria judía. Esto incluía mucho más que solamente Cisjordania. Sin embargo, en vez de aceptar a los judíos como socios para la paz, el líder palestino Haj Amin Al-Husseini dijo NO y se alió con un socio que tenía una visión muy parecida a la suya. Hitler.

      En 1947, las Naciones Unidas recomendaron el Plan de Partición, en el cual nuevamente ofrecía a los árabes mucho más que solamente Cisjordania. Los judíos dijeron si, mientras que los líderes árabes dijeron de nuevo no y pusieron en marcha una “guerra de exterminación” en la que participaron Siria, Líbano, Egipto, Jordania e Iraq. Israel ganó aquella guerra y estableció el Estado, pero desde aquel momento no tuvo ni un solo día de paz, a pesar de que los árabes controlaban Cisjordania al completo.

      Los árabes continuaron diciendo no y atacaron a Israel sin descanso, utilizando Cisjordania como base de operaciones, hasta que Israel la tomó –en la famosa guerra en defensa propia – en 1967. Después de la guerra, la Liga Árabe rechazó todo intento de paz y continuaron eligiendo la fuerza sobre la negociación.

      En la cumbre de la Liga Árabe en Jartum, en 1967, los árabes continuaban diciendo NO a todo:

      NO a la paz con Israel.
      NO al reconocimiento de Israel.
      NO a las negociaciones con Israel.

      Si avanzamos hasta el año 1993, vemos cómo Israel y los palestinos firman los Acuerdos de Oslo. Parecía que los palestinos, finalmente, decían “SÍ”. Israel dijo SÍ y le otorgó control territorial a un gobierno palestino que, a su vez, ayudó a establecer. A pesar de firmar los acuerdos, las acciones palestinas seguían diciendo NO. Durante los siguientes cinco años, Israel sufrió un aumento muy significativo de ataques terroristas que mataron a cientos de israelíes.

      En 1996, Yasser Arafat, líder palestino declara “..planeamos la eliminación del Estado de Israel y el establecimiento de un Estado puramente Palestino..”. A pesar de todo, Israel siguió dando pasos diciendo SÍ.

      En el año 2000, siendo Primer Ministro Barak, se ofrece a los palestinos el 93 % de Cisjordania. La respuesta fue de nuevo un NO y trajo consigo un aumento del terrorismo.

      En 2005, Israel se retira totalmente de la franja de Gaza, desarraigando a 8500 familias israelíes con la esperanza de fomentar la paz. ¿Los palestinos? De nuevo dijeron NO. Esta vez incrementaron en más de un 500% los ataques con misiles desde Gaza contra la población civil israelí. De los 179 misiles recibidos en Israel en el año 2005, pasaron a los 946 ataques en 2006.
      En 2008, otro intento israelí de decir SÍ. El Primer Ministro Ehud Olmert acepta casi todas las demandas palestinas, incluyendo el traspaso de casi el 100% de Cisjordania, con intercambios menores de territorio. De nuevo los palestinos dijeron NO.

      ¿Qué podemos concluir de estos hechos históricos?

      1.- Que el conflicto no está causado por la presencia israelí en Cisjordania. La verdadera causa del conflicto es porque hasta ahora los árabes solo saben decir NO:

      NO a la paz
      NO a la existencia de Israel

      Porque decir NO es consecuente con la política palestina, la educación y los medios de comunicación. Líderes políticos y religiosos continuamente promueven la destrucción de Israel.

      2.- Israel ha dicho SÍ durante décadas, y lo ha probado con la firma de acuerdos de paz con Jordania y Egipto.

      Entonces, ¿a dónde vamos? ¿Cómo se puede continuar?

      Con un poco de buena voluntad, reconocimiento mutuo del derecho a la autodeterminación y con compromisos reales de ambas partes.

      Para que el proceso de paz sea exitoso, los palestinos van a tener que renunciar finalmente a la violencia, a la fuerza sobre la negociación.

      Efectivamente, a lo largo de todos estos años, Israel ha cometido actos avergonzantes pero no hay constancia de que haya sido el Estado israelí el que ha comenzado con las muertes y podríamos considerar todos como actos de defensa. Dura, pero defensa al fin y al cabo.

      Hace unos años, algunos españolitos lanzaban improperios contra Sarkozy cuando afirmó que ETA no volvería a matar a ningún ciudadano francés. El motivo por el que muchas personas se echaron las manos a la cabeza fue que priorizó a los ciudadanos franceses sobre el resto de europeos, pero no se nos puede olvidar que él no es el mandamás francés porque yo lo haya votado. Él no tiene el deber de cuidar de mi que soy español, sino de los suyos. En primer lugar. Eso es lo que pasa en Israel. Nosotros, al menos yo, sí le pediría a mi Gobierno que garantice la vida de mi familia y la mía propia en caso de ataques terroristas.

      Supongo que los israelíes deberían sentirse apenados de tener más recursos que los palestinos. Supongo que deberían sentirse molestos porque allí, en Israel, hay posibilidad de meterse en un búnker cada vez que suenan las alarmas ante un ataque. Porque allí, el Israel, todos los edificios que se construyen lo hacen con búnker porque saben que tienen que protegerse. Supongo, pues, que deberían cagarse en las muelas de los que cuidan de ellos.
      Por suerte, y de momento digo por suerte porque lo puedo contar, he tenido la ocasión de salir corriendo tres veces cuando han avisado de que había misiles cayendo cerca de la zona en la que yo estaba. Concretamente ha sido en Ashdod, la ciudad en la que vive la abuela de mi hija. Con esa sensación de miedo en el cuerpo, de impotencia, te prometo que lo que menos te importa es dónde apelotonan los palestinos a sus gentes. Lo único que miras es por ti y por los tuyos. Así de obtusos somos cuando nos cagamos de miedo.

      Si alguna vez quieres unas vacaciones guapas, te invito a que te vengas a Ashdod conmigo una semana mientras los ataques palestinos se incrementen. Te prometo que no lo vas a olvidar. Por la bombas que caen a tu alrededor y por lo bonito que es el país. Tranquila, que invito yo.

      Muchas gracias por leerme, por los piropos que me lanzas y, sobre todo, por comentar. Lo bonito de no vivir en Gaza es que podemos tener opiniones diferentes y no sacarnos los ojos por ello.

      Muchos besos.

      Javier

  2. 18 octubre, 2011 18:13

    Cómo me gusta la gente a la que le va la marcha y cómo me gusta un buen debate político ideológico con una persona preparada e informada. Me gustaría más con una copilla de vino y un plato de queso curado de oveja delante, la verdad, para qué te voy a engañar.

    A mí el cuerpo también me pide marcha (momento sonrisilla maliciosa), pero ahora solo voy a decirte que estoy de acuerdo con todo lo que has dicho, y no es ironía. Solo no lo estaba con lo que no habías dicho. Por ejemplo, en la frase “fruto de esos crímenes de guerra, torturas, asesinatos y secuestros Israel blindó los pasos fronterizos con Gaza”, no pude evitar sonreírme y llamarte “tramposillo”. (Con el “illo”, que entre andaluces, un buen diminutivo convierte en cariñoso hasta el insulto más tremendo). No es verdad. Ese “blindaje” no es más que otra demostración prepotente de su poder. Y sí, es verdad y tienes razón, lo tienen, miran por los suyos y tampoco van a pedir perdón por ser más prósperos. Pero usar la demagogia para justificar un “mira, yo la tengo más larga”… No sé, será que como nunca me he medido el pito con nadie, pues no lo puedo entender 🙂

    Lo único que te pido es que no confundas mis argumentos. No creo que en esta guerra haya un bueno (Palestina) y un malo (Israel). Creo que hace ya bastante tiempo que es una guerra en la que solo hay víctimas (de ambos lados) e hijos de puta (por desgracia, también de diferentes religiones). Ah, por cierto, este conflicto también me recuerda por qué me producen tantas nauseas las religiones, unas y otras.

    ¡Un beso!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: