Skip to content

IVA Aduanas

6 junio, 2011

Acabo de recibir un paquete que llevaba esperando unos días. No es nada especial, pero lo esperaba con ansias, la verdad.

Hace unos días compré, a través de internet, unas carcasas protectoras para mis ordenadores. Me habían dicho que la marca Speck era la que mejores resultados daba, la que mejor se fijaba en mis macs y la que más los protegía. Ni corto ni perezoso, y viendo que no tenían ningún distribuidor local, compre 3  de las citadas armaduras. A saber. Una para mi nuevo y flamante MacBookPro de 15 pulgadas; otra para mi viejo MacBook blanco, recorredor incansable de cientos de miles de kilómetros y luchador, donde los haya; y una tercera para mi MacBook Air, ordenador este último que no está en mis manos, pero que prometo recuperar aunque me cueste sangre, sudor y lágrimas.

El total de la fiesta fueron unos 150 dólares que pagué, si bien con poco esfuerzo, sí con ganas. Tengo ordenadores capaces de durar toda una vida,a  ritmo de bolero, si son bien cuidados.

Hoy me ha llegado el paquete. De hecho, me ha llegado hace unos 10 minutos. El repartidor me ha dicho que tengo que pagar 38,33 euros en concepto de impuestos por exportación, que así lo estipulaba la Agencia Tributaria. Alrededor de un 25% del valor de lo que he comprado. Casi 40 eurazos que el Gobierno, a base de tirarlos en actos inútiles para crear empleo (jajaja), debe recuperar haciendo que nosotros, los gilipollas, los de abajo, los que siempre aguantamos las tortas, paguemos.

Si este porcentaje, un 25%, es lo que el Gobierno quiere que las empresas de fuera paguen de impuestos por sus productos, mal vamos en lo que a creación de empleo se refiere. Supongo que preferirán instalarse en el exterior y que sea el cliente, el consumidor, el que pague la demasía que su Gobierno le imponga.

Yo, hoy, he pagado. He pagado 38,33 euros de más por un paquete totalmente privado. Pero no lo haré más. Como testigos os pongo. Desde YA dejo de pagar todo lo que tenga que pagar. Adiós multas de tráfico, adiós tasas de basura, adiós IBI, adiós Renta. Y que me busquen si quieren explicaciones. Desde hoy, y a expensas de lo que digan mis jefes, intentaré trabajar en negro para que los cabrones que nos malgestionan no me cobren, ni siquiera, los impuestos pertinentes de mi nómina mensual. Desde hoy, yo, empiezo a luchar a mi manera.

Huelga decir que los 38 euros y pico me los voy a cobrar en maldiciones a sus madres y familiares más cercanos. Hasta los cojones, vamos.

Y cuando esté enfadado más. Que pase el siguiente…

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: