Skip to content

Melchor

12 abril, 2011

Ayer, sin saber aún muy bien porqué, me vi abriendo una página web en la que se acusaba a Melchor Miralles de haber mentido en su curriculum, afirmando que tenía concluida la carrera de Periodismo cuando, según afirmaba esta web, no es así.
He de decir que, sinceramente, me importa un carajo si el señor Miralles tiene la carrera acabada o no; incluso me importa menos, y mirad lo que digo, el hecho de saber si alguna vez llegó a estar matriculado en alguna Universidad o no. Tampoco me importa mucho, la verdad, si usa slip o bóxer, si duerme desnudo o con pijamita de franela, si tiene perro o gato, si prefiere el mar a la montaña o si se ha convertido o no ya en gay (esto último de acuerdo a una teoría muy personal que tengo, que dice que los hombres, en el sentido de machos, no en el de humanidad, vamos camino de ser todos gays antes o después)
Casualmente, me importa lo mismo de su vida que lo que me podía importar la vida de las personas que trabajaban conmigo antes. Me importa su titulación igual de poco que me importaban las titulaciones cuando tenía que seleccionar a alguna persona para trabajar en mi departamento.
Y creo, de verdad que lo creo, que soy uno de los pocos españoles que no sufre el mal de la “titulitis”, sino que prefiero evaluar a las personas en función a lo que les gusta hacer, en función a lo que saben hacer y, evidentemente, en función a lo que hacen bien. Os sorprendería saber cuántos arquitectos han trabajado conmigo en un departamento de Recursos Humanos; cuántas personas con formación básica se encargaban de facilitarme el trabajo. Porque no. Las personas no somos lo que estudiamos o lo que dejamos de estudiar. Las personas somos personas. Y los demás, como el que escribía el artículo que citaba al comienzo, son personajes.

Lo realmente importante es llevar a buen puerto tus quehaceres, conseguir cumplir tus objetivos, realizar un desempeño correcto de tu trabajo, brillar con luz propia. Estos cuatro puntos han venido sido cumplidos por el señor Miralles durante muchos años. Muchos. Con solvencia, con dignidad, con autonomía (casi siempre) y sin dejarse cubrir por una u otra ideología.  Y eso, para mi, es brillar. Es hacer bien su trabajo.

No recuerdo más de cinco o seis periodistas de investigación serios en España. Y uno de ellos es, sin duda, Melchor Miralles. Y no. Ninguno de los otros es Íker Jiménez, que os veo venir a la legua.

Y cuando tenga tiempo, más. Que pase el siguiente…

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: