Skip to content

Sinsentidos

22 febrero, 2011

Quiero lanzar desde aquí un cordial saludo y un par de hostias bien dadas a todas aquellas personas que aquí, en España, han salido (y aún salen) a manifestarse a favor de las revueltas que están aconteciendo en estas últimas semanas en el mundo árabe.

Y quiero darles dos hostias por varios motivos. El primero, claro, es porque son unos mierdas. Son personas que salen a la calle a defender algo que no conocen, no comprenden y, además, no les afecta directamente.  Aquí se dice de salir a la calle para defender que el suajili sea lengua oficial reconocida en el Estado de Tanzania y Kenia (nada de llamarlos ahora países, que  ya somos políticamente muy correctos y muy guays todos) y se apunta hasta el Tato para salir en la foto, alguno hasta repeinado; pero se dice de salir a la calle a demandar más empleo, más dinero para la educación, mejores servicios sanitarios y una bajada de los precios de la luz y la gasolina y nadie sale. Y no tenemos cojones de decir lo que pensamos sobre aspectos, estos sí, que nos interesan y nos afectan de primera mano.

El segundo motivo por el que quería darles hoy un pescozón a estos insensatos es que tanto ellos como los medios de comunicación, entre tanta protestita y tanta cobertura, están sembrando la semilla de lo que será una guerra mundial en toda regla. Y quisiera equivocarme, pero por desgracia creo que no lo haré. Me resulta muy curioso que en la radio, en la tele y en los periódicos aparezcan personas hablando (o escribiendo) de temas relacionados con el caso Gürtel y dos minutos después esas mismas personas se enzarcen en un debate sobre si Gadaffi es más bueno que Ben Ali, y este a su vez más malo que la madre que parió a Camps. Y hablan de todo eso con la ligereza y el saber hacer de una persona que, posiblemente, no haya pisado esos países ni como turista. Y se les cree y se sale a la calle. A tontear.

Creo sinceramente que, como dice la Iglesia (y da buen ejemplo de ello), la humildad empieza por uno mismo. Quiero decir, que vamos a solucionar nuestros marrones y los que ya tengamos empezados en otros lugares antes de enredarnos en defensa del suajili, como ya he dicho antes, o en defensa de las libertades de los egipcios, los balcánicos o los otomanos. Que para defender sus libertades y sus derechos ya están ellos en la calle. Tarde, pero han salido.

Hay muchos españoles que tienen derecho a un trabajo digno y a una vivienda y a todas esas cosas tan chulas que marca la Constitución Española, pero sin embargo no lo tienen. Y os prometo, además, que jamás vi a un libio salir a la calle con una pancarta que dijera ”Todos con los españolitos jodidos”, al grito de “Libia con los muertos de hambre españoles”. Y así nos luce el pelo.

Y mañana más. Que pase el siguiente…

 

Anuncios
5 comentarios leave one →
  1. david permalink
    22 febrero, 2011 11:18

    Buenísimo!!!

  2. Clitorixia permalink
    22 febrero, 2011 13:50

    Que razón llevas. Parece que es mucho mejor defender lo de los demás, queda guay y solidario.
    Vaya hipócresia estamos alimentando. Gracias por escribir claro.

  3. Pepín permalink
    24 febrero, 2011 9:38

    No te entiendo Javier, qué pretendes, que la prensa y los ciudadanos ignoren el momento histórico en el que vivimos. Es tu obligación seleccionar la información que consumes, con esa selección tú puedes ignorar las páginas de internacional y ya está, ya que no te interesa nada de fuera. En fin, me perece bastante demagógico lo que publicas pero bueno, allá tú.
    Un saludo,

    • david permalink
      24 febrero, 2011 13:35

      No es demagógico, es una realidad, primero se ha de defender los derechos de uno para poder defender los derechos de otro, así va este país…

    • 24 febrero, 2011 18:14

      Buenas tardes, Pepín
      Está claro que no pretendo que la prensa y los ciudadanos ignoren el momento histórico que estamos viviendo (que traerá consecuencias insospechadas para los países de la vieja Europa), pero sí considero excesiva la cobertura informativa que está teniendo. Sobre todo si lo enfocamos al momento, también histórico, que vivimos en España: 4000000 millones de personas sin trabajo, bancos desahuciando por completo a familias enteras (sin importar si tienen hijos o no), etc… Simplemente quería recalcar lo tontos que somos cuando salimos a la calle a reclamar los derechos para personas que ya luchan por ellos, mientras nosotros nos conformamos con esperar, sentados y mirando la televisión, a que nuestra situación se solucione sola.
      Como bien dice, Pepín, también usted es libre de ignorar, o no, esto que escribo. Por suerte no estamos en Libia.
      Muchas gracias por su comentario.
      Saludos.

      Javier

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: