Skip to content

Caras más duras que el cemento armado

18 febrero, 2011

Nuestro ministro de trabajo, supongo que movido por fines desinteresados, ha decidido incrementar la asignación económica a los sindicatos de nuestro país. Concretamente a los 78 sindicatos (¿78?!) que hay repartidos por toda España. Por no dar muchos datos, por no marear la perdiz, voy a hablar de los dos sindicatos principales que tenemos en España: CCOO y UGT. Entre estas dos organizaciones se van a repartir 15 millones de euros. Así, contados uno a uno. En “chiqui chiqui” que diría una amigo mío. Clin clin caja.

15 millones de euros a tocateja. En esta cantidad de dinero no se incluyen las horas de las personas liberadas (los funcionarios liberados nos cuestan la pasta a todos, y los liberados de las empresas privadas no producen, así que también), las donaciones de los edificios en los que tienen sus sedes, la seguridad que suelen llevar los líderes sindicales, etc…

Creo que es demasiada pasta para unas organizaciones que no cumplen con su objetivo. Creo que es demasiada pasta para unas organizaciones que, en virtud de sus objetivos (y para el buen cumplimiento de los mismos), deberían ser autofinanciadas. Y no entiendo por qué a mi, ciudadano de a pie, se me da la opción de repartir parte de mi dinero entre la iglesia católica u oenegés y no se me pide opinión para distribuir mi dinero entre sindicatos o maleantes, por ejemplo.

Reconozco que cada una de las veces que los líderes de los sindicatos han salido en las noticias hablando del pacto social, del desacuerdo entre patronal, gobierno y ellos mismos, he sentido vergüenza ajena. Vergüenza de estar alimentando el sistema viciado en el que vivimos. Vergüenza de estar dando de comer a demasiadas personas que no lo merecen. Personas que si no ocuparan el puesto que ocupan serían, sin lugar a dudas, unos muertos de hambre.

Y mañana más. Que pase el siguiente…

 

Anuncios
One Comment leave one →
  1. Clitorixia permalink
    18 febrero, 2011 19:43

    Es indignante lo que leo. Pero claro, ese “chiqui chiqui” es para callar bocas, para mantenerlos en la linea amiga. De verdad, cada día siento un poco más de asco que el anterior de tener los políticos que tenemos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: